X

NOTICIAS

SOMOS NOTICIAS

Noticias Recientes

31oct.

Diálogos sobre Responsabilidad Social Empresarial: Planificación y ordenamiento territorial: La clave para la reducción de riesgo en tiempos de Covid-19

| Volver |

Santo Domingo, R. D.- 2 de octubre de 2020 - La Cátedra de Responsabilidad Social Empresarial y Sostenibilidad «Alejandro E. Grullón E.» de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra y la Fundación Popular, en colaboración con la Agencia de EE. UU. para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés) y el Centro de Operaciones de Emergencias (COE), realizaron  el Diálogo sobre Responsabilidad Social Empresarial: Planificación y ordenamiento territorial: La clave para la reducción de riesgos en tiempos de Covid-19.

El panel estuvo integrado por el doctor Maximiliano Puig Miller, vicepresidente ejecutivo del Consejo Nacional para el Cambio Climático y Mecanismo de Desarrollo Limpio; el Mayor Gral. (R) ERD Dr. Juan Manuel Méndez García, director general del Centro de Operaciones de Emergencias (COE); la señora Nathalie Flores-González, directora de Cambio Climático en el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales; la doctora Esther Zeledón, directora de la oficina para el Desarrollo Ambiental y Económico Sostenible de USAID, el señor Jean Suriel, analista meteorológico, y como moderador el señor Elías Dinzey, gerente general de la Fundación Popular.

Las palabras de bienvenida estuvieron a cargo del doctor Puig Miller, quien definió este encuentro como un espacio de reflexión fundamental para ampliar la articulación entre los diversos actores de la sociedad. “Del diálogo y el intercambio deben surgir las medidas más adecuadas y sostenibles para superar los desafíos a futuro”, aseguró Puig Miller.

La señora Flores-González reconoció que la República Dominicana es pionera en acuerdos institucionales para el cambio climático; sin embargo, indicó que es momento de aplicar estos mecanismos con el compromiso de todas las partes interesadas. De igual modo, resaltó la necesidad de desarrollar los mecanismos establecidos en el Acuerdo de París, dentro del marco de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, para que el sector privado dominicano pueda invertir en proyectos rentables de ordenamiento territorial y reducción de emisiones de gases del efecto invernadero.

Por otro lado, el señor Suriel, conocido meteorólogo dominicano, destacó que el cambio climático es real, está sucediendo y hace que el planeta sea cada vez más vulnerable a fenómenos catastróficos. Además, comentó cómo fenómenos atmosféricos tales como los voraces incendios forestales, las inundaciones a nivel mundial, las marejadas ciclónicas, las nevadas del hemisferio, las sequías y las temporadas ciclónicas cada vez son más extremos e intensos.

Por su parte, el doctor Méndez expresó que la gestión del territorio es clave para reducción del riesgo y la planificación de la respuesta. Además, indicó que la importancia de la planificación urbana y el ordenamiento territorial se evidencia en tiempos de crisis; y que cada crisis trae la oportunidad de repensar las maneras y métodos de intervenir el territorio. El doctor Méndez concluyó su ponencia diciendo que incorporar a nivel nacional el tema de ordenamiento territorial, de una manera transversal, facilitaría el intercambio de conocimiento de los riesgos, adoptando estrategias para impedir que se repitan los mismos procesos a través de nuevas situaciones de riesgo que pudiesen poner en peligro las condiciones de vida y los recursos de las generaciones futuras, por lo que, de esta manera, se contribuye al logro de una comunidad resiliente y más segura.

Por último, la doctora Zeledón, oficial de la USAID, presentó el cómo y el porqué la planificación climática estratégica oportuna y efectiva puede contribuir a diseñar estrategias sostenibles para reducir la vulnerabilidad y el riesgo climático. Indicó que involucrar a los diferentes actores puede, de manera eficiente, beneficiar a las poblaciones vulnerables y menos servidas en nuestras comunidades. Zeledón puntualizó que la USAID no solamente demostró que la planificación y ordenamiento territorial es posible y alcanzable, sino que también esta puede ser traducida efectivamente a la acción, en beneficio del desarrollo sostenible de nuestros países.

 

Relacionado